Transparencia Económica

En noviembre pasado, el Obispado de Chillán contrató los servicios de A.C.A. Auditores

Consultores Asociados, empresa con sede en Santiago y experiencia en el área (RUT

76.130.061-K), para realizar una auditoría a sus Estados Financieros por los ejercicios contables

2015, 2016, 2017 y 2018. El objeto era obtener una evaluación externa sobre la situación

financiera, patrimonial y los procedimientos de control que la administración diocesana aplica

para el control de sus recursos. Las actividades de auditoría se realizaron en las oficinas del

Obispado en diciembre de 2018 y marzo de 2019, entregándose un informe luego de cada etapa.

A la luz de la evaluación realizada, el Obispado de Chillán comunica lo siguiente:

  1. La auditoría ha constatado que la contabilidad del Obispado y sus registros auxiliares

representan un sistema de registro completo, ordenado y confiable, que está estructurado para

asegurar que todas las operaciones que se realicen queden debidamente registradas y

respaldadas. Esto permite un adecuado nivel de transparencia en la obtención y aplicación de

los recursos.

  1. La auditora ha señalado que la administración del Obispado ha estructurado un sistema de

control interno que permite adecuados controles sobre los recursos, todos los fondos se

ingresan en cuentas bancarias institucionales y se giran contando con las autorizaciones

correspondientes. Asimismo, los gastos se encuentran respaldados con documentos

fidedignos, tales como facturas, boletas, contratos, liquidaciones de sueldos, boletas de

honorarios y otros documentos válidos en una revisión fiscal.

  1. Las operaciones especiales de compra y venta de bienes ocurridas en el periodo de auditoría

están debidamente autorizadas, registradas y respaldadas con los documentos

correspondientes.

  1. La situación tributaria del Obispado está en regla. Lo que no sólo está confirmado por el

trabajo de la presente auditoría, sino también por una auditoría tributaria realizada por el SII

para el período 2014-2016 y cuyas conclusiones se dieron a conocer en agosto de 2018.

Dicho proceso fiscal se cerró sin generar rectificatorias, liquidaciones o giros de impuestos.

  1. En opinión de la empresa, los Estados Financieros del Obispado presentan razonablemente,

en todos sus aspectos significativos, los activos y pasivos al 31 de diciembre de 2015, 2016,

2017 y 2018 y los ingresos y gastos por los años terminados en esa fecha, de acuerdo con la

base de contabilización que el Obispado utiliza con fines tributarios.

En el sitio web del Obispado de Chillán se puede encontrar una Síntesis de los Resultados

de la Auditoría realizada por A.C.A. Auditores Consultores Asociados, junto a una información

general de los ingresos y gastos del Obispado en los últimos tres años.

El Obispado desea transmitir, especialmente a los fieles de la Iglesia, que los bienes que

gestiona y los aportes que recibe son administrados responsablemente, cuidando que ellos sirvan

a la misión evangelizadora. Agradecemos a todos quienes contribuyen con su tiempo y sus bienes

a que la comunidad cristiana desarrolle su misión, y llamamos a todos los católicos a renovar

nuestro compromiso para crecer en el servicio, la comunión y el testimonio evangélico.

Chillán, 8 de abril de 2019.

 

Algunos comentarios de los Ingresos y Gastos

  1. a)Los ingresos del Obispado en el año 2018 alcanzaron la suma de 1.040 millones de pesos. De éstos, el 77% provienen de arriendos.

Del ingreso total de arriendos, el 72% proviene de las propiedades de Colegios y el 28% de otros bienes raíces (oficinas, departamentos, etc.).

Sin estos arriendos, la Iglesia local no podría cubrir sus necesidades y servicios.

  1. b)Respecto de la contribución de los fieles a la Iglesia a través del 1%, la Administración del Obispado solo recibe el 16% de esa contribución.

Lo fundamental de la Contribución de los fieles a la Iglesia, un 36 %, va a un fondo que entrega asignaciones mensuales a los sacerdotes;

otro tanto (un 38 %) queda en las propias Parroquias, y un 10 % va a las voluntarias que recaudan. Actualmente los presbíteros reciben un

aporte mensual de $ 136.000. El fondo sacerdotal no cubre el total del gasto en sacerdotes, debiendo el obispado subvencionar una parte.

  1. c)Los egresos del Obispado durante el 2018 alcanzaron la suma de 975 millones de pesos, de los cuales solo el 10,8% se gastó en sostenimiento

del clero y seminaristas. Las remuneraciones alcanzan el 20,9% del gasto, pues en los diversos servicios diocesanos de administración y animación

pastoral trabajan 27 personas. El resto de los gastos incluyen actividades formativas, mantención de infraestructura, gastos generales, impuestos,

gastos financieros, etc.

  1. d)El Obispado mantiene a diciembre de 2018 una deuda bancaria de largo plazo por 643 millones, y una de corto plazo de 51 millones. Esta deuda

corresponde en un 80% a gastos de infraestructura de sus Colegios, lo que significa que el Obispado no solo recibe aportes de algunos de sus Colegios

por concepto de arriendo de propiedad, sino que también apoya inversiones en ellos. El resto de la deuda bancaria se relaciona con gastos de

reconstrucción posteriores al terremoto de 2010.

  1. e)El activo fijo, que ayuda a dar cuenta del patrimonio del Obispado, alcanzó en el año 2018 la suma

de 8.023 millones de pesos. De este patrimonio, el 57% corresponde a propiedades de Colegios, que obviamente no son vendibles. El único otro activo

fijo importante es el terreno del edificio del Obispado, que representa un 30% del total. Las demás son propiedades menores.

  1. f)En los años auditados (2015-2018), el Obispado solo vendió dos propiedades, por un valor de 205 millones de pesos, dinero utilizado en compra de

algunos bienes raíces y en provisión de un fondo básico de reserva. Años previos, en 2013, se vendió vuelo forestal para su explotación de bosque de

Collico (Coihueco) en 500 millones, dinero que se usó en gastos de reconstrucción post-terremoto y en paliar déficits contables que la economía diocesana

vivió por esos años, todo en conocimiento de las instancias de gobierno y el consejo económico de la Diócesis.